Los beneficios de la cadena Bodega La Andaluza crecieron un 12% en 2003 La firma, presente en Sevilla y Huelva, prepara su expansión en Almería.

30/08/2004 – ABC ……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..
La línea de restauración, que emplea a casi medio centenar de trabajadores en la Comunidad, estudia propuestas para abrir nuevas sedes en Málaga y Jerez.

La cadena hostelera Bodega La Andaluza posee tres establecimientos en Sevilla, abiertos en 1987, 1994 y 1997, respectivamente. Sus aperturas implicaron en conjunto una inversión de 147.000 euros en el sector hostelero hispalense y la creación de una plantilla de 33 trabajadores, con una media de edad de 28 años.

En 2002, la fórmula de cocina popular tradicional de las bodegas sevillanas ubicadas en Santa Aurelia, Doña Francisquita y Heliópolis se tradujo en unos beneficios netos de 348.000 euros. Según explica Diego Espinosa, director de Expansión de la firma y socio mayoritario, “fue gracias a esa buena acogida cuando comenzamos a recibir propuestas para montar negocios en otras localidades, de modo que ese mismo año iniciamos nuestra expansión por Andalucía proyectando franquicias y constituyendo la marca Bodega La Andaluza”

En el ejercicio del año 2003 la cadena alcanzó unos beneficios de 390.000 euros, el equivalente a un crecimiento del 12% de sus ganancias.

Crecimiento nacional

Los siete socios de la firma, todos ellos andaluces, afrontan con optimismo su expansión a medio plazo por todo el territorio español. La apertura el 15 de julio de una franquicia en Islantilla ha supuesto un alentador despegue: en sólo un mes ha obtenido un beneficio neto de 24.000 euros.

La inauguración de este local en la costa onubense, que ha generado 11 empleos, ha implicado una inversión de 110.000 euros. A principios de septiembre la cadena abrirá otro establecimiento en pleno centro de Almería, tras embarcarse en una inversión de 100.000 euros.

Según adelanta Espinosa, sin concretar fecha, ya está firmada la inauguración de otra sede en el municipio almeriense de Aguadulce.

Al margen de las propuestas recibidas para crear nuevos puntos de venta en Málaga y Jerez, Bodega La Andaluza gestiona ya proyectos en firme fuera de la región: antes de que finalice este año abrirá “como mínimo” dos franquicias en Madrid capital y otras dos en Cataluña, y ya estudia otra oferta para ubicarse en Zaragoza.

Dimensión internacional

Asimismo, empresarios extranjeros ya han mostrado su interés en exportar la fórmula “asequible y de calidad” de la cadena andaluza. Su director de Expansión adelanta en declaraciones a ABC que, a largo plazo, “es muy factible que se abra una franquicia en la zona del Algarve en Portugal. También estamos estudiando la apertura de otra en Alemania, que sería dirigida por un español allí afincado”

Todas las inauguraciones de nuevos establecimientos fuera de la Comunidad andaluza traerán consigo la diversificación de la oferta de la cadena hostelera. Diego Espinosa explica que la firma proyecta incorporar tablaos flamencos a todos sus locales con una superficie superior a los cien metros cuadrados.