Salto de categoría

El Ayuntamiento quiere lograr que Tapa Jerez 2008, que comenzó ayer, sea el trampolín para lograr consolidar la ciudad como destino gastronómico a nivel nacional 15/09/2008 – La Voz Digital ……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..
Vino de Jerez y tapas en un casco antiguo de gran valor. Es la foto que quiere promocionar a partir de ahora el Ayuntamiento de Jerez con Tapa Jerez, que este año cumple su octava edición y comenzó ayer para prolongarse hasta el próximo día 24. La fórmula es la habitual de estos acontecimientos que proliferan en la provincia. Un total de 38 bares de la ciudad, la mayoría de ellos situados en el casco antiguo, ofrecen una serie de tapas especiales, algunas de ellas diseñadas incluso para este evento y proponen acompañarlas con vino del marco.

Hasta aquí lo habitual, pero este año la idea del Ayuntamiento es lograr que la muestra sirva para algo más. La idea, a largo plazo, es conseguir que la ciudad sea un destino gastronómico, ya que cuenta con los elementos fundamentales, el vino del marco, ya conocido y consolidado a nivel mundial, pero que se propone acompañar con las tapas, un modo de comer que está ganando adeptos y muy acorde con la personalidad andaluza.

El tercer elemento a encajar es el lugar en el que desarrolla la actividad, un casco histórico de indudable atractivos. La idea ahora, según Simón Egea, representante de la empresa Feriacor, que es la que organiza el evento para el Ayuntamiento de Jerez, es promocionar «el producto».

Para ello este año se abandona la fórmula habitual de competición entre bares para elegir la mejor tapa. El objetivo es lograr que el próximo año la ciudad sea una de las sedes de las semifinales del certamen Cocinero del año, un evento con prestigio nacional y en el que suelen participar capitales españolas del tapeo como San Sebastián, Galicia o Málaga, escogida para la última edición.

Durante los días que dura el evento los bares serán visitados de forma anónima por un jurado de expertos gastrónomos de la organización del concurso Cocinero del año, que se encargarán de comprobar la calidad de las tapas que se ofrecen. En caso de que Jerez se haga con una de las semifinales, los cocineros seleccionados participarán en un concurso donde tendrán que demostrar sus habilidades con una serie de productos que se les entregarán y con los que tendrán que elaborar sus tapas.

La selección de la ciudad, si se produce, se conocerá este mismo año. Egea es partidario de que si se consolida la participación en el certamen, Jerez se presente no con un bar, sino con un equipo formado por varios establecimientos y que represente a la ciudad en conjunto, como destino gastronómico y marca única.

Para Egea, Jerez cuenta con «un parque excepcional de establecimientos, con una oferta muy variada en la que es posible encontrar desde la tapa más tradicional a la más innovadora» destaca «y todo en un marco arquitectónico excepcional. No sólo es bueno lo que se encuentra dentro de los bares, sino también el camino que se realiza entre los establecimientos, que es algo muy disfrutable».

En la edición de 2008 participan un total de 38 bares. Tapa Jerez se inscribe como una de las actividades de las fiestas de la Vendimia, a la que también se le ha dado un giro en la ciudad y que pretende convertirse en un acontecimiento en torno a la fiesta del vino, cuando llega la nueva cosecha.

Las propias bodegas del marco, por primera vez, estarán juntas en la plaza del Arenal, la más importante del casco antiguo, para mostrar sus vinos y ofrecer degustaciones de sus vinos viejos. Habrá además degustaciones de guisos con vino por los barrios, muestras gastronómicas y visitas a las viñas y bodegas.